Cocina papas fritas caseras ¡sin una gota de grasa!

A todos les gusta comer papas fritas, para comerlas no hay edad, ni hace falta ser de alguna cultura, este es uno de los acompañantes que más se usa en los restaurantes de comida rápida y que además a los niños les encanta, además que son fáciles de hacer y cocinar.

Sin embargo, las papas fritas pueden absorber mucho aceite y su consumo diario puede traer muchas complicaciones para nuestra salud, como el sobrepeso o la hipertensión, y aunque en casa usamos un sartén, debemos recordar que en las tiendas de comida rápida, las sumergen en un mar de aceite caliente.

Es por eso que su consumo no debe ser regular, ya que con el tiempo pueden ser dañinas para la salud, y por más que cueste dejarlas debemos hacerlo, aunque, existe una solución la cual nos permitirá comerlas sin necesidad de preocuparnos por la cantidad de aceite que puedan tener.

Preparas este plato es muy sencillo y rápido de hacer, sin embargo como ya lo hemos mencionado el uso de aceite puede ser tanto dañino como peligroso en caso de los niños quieran ayudar a prepararlas.

Es por eso que con esta receta podrás tener y unas deliciosas sin necesidad de utilizar algún tipo de aceite o mantequilla, quedarán crujientes y deliciosas.

Ingredientes:

  • Sal
  • Pimentón dulce
  • Pimienta negra
  • 2 claras de huevo
  • 5-7 papas

Preparación:

  1. Pela y corta las papas en trozos de 1 cm de grosor
  2. Bate las claras de huevo hasta que en esta aparezca una ligera espuma
  3. Agrega la sal, la pimienta y el pimentón dulce a las claras de huevo e integra todo.
  4. Agrega las papas en un tazón y luego echa la mezcla ya preparada
  5. Precalienta el horno hasta 200-220 ºC
  6. Coloca papel para hornear en la bandeja de horno
  7. Coloca las papas en una sola capa y hornea durante 10 minutos
  8. Quita el papel y continua horneando hasta que vean que estén doradas

Puedes acompañarlas con salsa casera, y utilizarla de acompañante para cualquier comida, lo importante es que disfrutes de manera sana con tu familia.